Argentina será el país protagonista de esta segunda edición que cuenta ya con un importante cartel de ponentes e invitados de 10 nacionalidades iberoamericanas

La segunda edición de Binómico, el único Congreso de Gastronomía Iberoamericana del mundo, presentó ayer 12 de septiembre su segunda edición en la capital argentina en un gran acto que contó con la presencia del alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, la presidenta de la Diputación Provincial María Eugenia Limón y el director del Congreso Alberto de Paz, que fueron recibidos por representantes del gobierno argentino, entre ellos la secretaria de Promoción Turística Yanina Martínez, quien recalcó que “apostar a esta iniciativa es también apoyar, alentar y promover el patrimonio gastronómico argentino, un elemento identitario fundamental, uno de los recursos de posicionamiento internacional más importantes y una vía muy valiosa de desarrollo y crecimiento sostenible de las economías locales”.

No en vano, Argentina está trabajando en un importante despliegue para mostrar en Huelva todo su potencial gastronómico, y como primera iniciativa se encuentra esta presentación celebrada en el Centro Cultural de la Ciencia de Buenos Aires a la que asistieron unas 400 personas, muestra del notable interés que Binómico ha despertado en el país iberoamericano.

El acto de presentación constó de una primera parte destinada a las presentaciones institucionales seguida por una conferencia de la cocinera Ximena Sáenz, uno de los rostros más populares de la cocina argentina gracias a su trayectoria profesional en los fogones reforzada por su participación, durante años, en el famoso espacio televisivo Cocineros Argentinos, que recibió durante el acto un reconocimiento por parte de Marca País.

Justo antes del cóctel ofrecido por el Restaurante El Baqueano, uno de los 50 mejores establecimientos de Latinoamérica, regentado por el chef Fernando Rivarola y la sommelier Gabriela Lafuente, el público quedó impresionado con el espectáculo de flamenco y tango, las dos expresiones culturales por antonomasia de España y Argentina, que sirvió para trasladar a los asistentes la riqueza artística de ambas orillas mientras contemplaban imágenes de sus lugares emblemáticos.

Este fin de fiesta llevaba la impronta de Corazón Andaluz, la marca gracias a la que la Junta de Andalucía difunde las excelencias de los productos, el turismo o la cultura andaluza, al tiempo que favorece la proyección internacional de las empresas de la comunidad autónoma. El Gobierno andaluz ha prestado su apoyo decidido a Binómico desde su primera edición, sumándose así al respaldo brindado tanto por la Diputación Provincial como por el Ayuntamiento de Huelva.

Precisamente el alcalde de la capital onubense, Gabriel Cruz, destacó en su intervención ante el público congregado en la capital porteña el “privilegio” que supone que Argentina sea el país invitado a la segunda edición de Binómico, “en primer lugar, por la excelencia de sus productos”. “Argentina tiene de todo y todo lo tiene bueno”, un país “influyente, que conforma opinión y que importa” y al que Cruz agradeció “la ilusión y el interés que han puesto en el evento, creyendo en él desde el principio”.

Para el alcalde de Huelva, “la gastronomía es clave en la promoción de nuestros territorios” ya que “de una buena experiencia gastronómica depende gran parte la recomendación de los destinos”, por lo que “nos tenemos que esforzar por ser competitivos”. Y un elemento clave para esa competitividad en lo que se refiere a Huelva y Andalucía está en Binómico, un congreso que “no sólo se circunscribe al disfrute de la buena mesa o a la producción de alimentos” sino que recoge la auténtica dimensión actual de la gastronomía como “uno de los ejes fundamentales de la Agenda 2030”.

La presidenta de la Diputación Provincial, María Eugenia Limón, coincidió con Cruz en lo acertado de la elección de Argentina como país invitado de este año y recalcó que “lanzar el congreso desde Huelva por segunda ocasión es sumar nuestros recursos, que van mucho más allá que la vinculación histórica”. “Estamos empeñados en sostener el diálogo a través de la cocina, para que sea plural y fortalezca las relaciones entre las naciones de Iberoamérica y sobre todo entre ciudadanos de aquí y de allá”.

Y en ello está volcando todos sus esfuerzos la organización de Binómico, “el primer congreso que agrupa a Iberoamérica como región, punto de encuentro para la diversidad gastronómica y cultural”, como explicó en la presentación el director del congreso, Alberto de Paz, quien quiso trasladar su agradecimiento a Marca País y al Ministerio de Turismo argentino, que “a través del liderazgo de la doctora Yanina Martínez, secretaria de Promoción Turística de la Nación, nos está permitiendo vivir la
gastronomía, la diversidad y el aprendizaje de todo lo que representa la cultura culinaria Argentina”.

Somos Origen: la gastronomía como eje transversal

El lema de la segunda edición de Binómico, cuya programación está prácticamente cerrada, es Somos Origen, una “puesta en valor de lo que se viene haciendo desde cada país que conforma Iberoamérica, integrando a los productores y cocineros, auténticos agentes de cambio en sus respectivos espacios y poniendo de manifiesto que la gastronomía es un eje transversal que contribuye a solidificar la identidad de la región y el desarrollo económico y turístico”, explica De Paz.

El éxito incontestable de la primera edición de una cita que no tiene parangón actualmente en España ha supuesto un impulso decisivo para la organización, que cuenta con un amplio respaldo institucional y privado a ambos lados del Atlántico. Buena prueba de ello es el recibimiento dispensado durante su presentación en Washington en julio, un viaje que permitió mantener importantes encuentros de cara a recabar nuevos apoyos, al igual que ocurrió hace pocas jornadas en Paraguay, donde el director de Binómico, Alberto de Paz, mantuvo una reunión con la ministra de Turismo Sofía Montiel.

Así, el Congreso volverá a reunir en octubre en la capital onubense a más de 50 ponentes de distintas nacionalidades iberoamericanas, así como a relevantes periodistas, críticos e influencers del sector. Y, aunque Binómico sigue manteniendo su vocación internacional, en esta edición tendrán un papel protagonista las asociaciones vecinales y los colectivos de ciudadanos iberoamericanos residentes en la capital que tienen mucho que aportar, pues son quienes desde hace décadas mantienen viva la llama de la relación fraternal con Iberoamérica, como es el caso del barrio de la Hispanidad.

Igual que en la edición anterior, el evento contará con un programa dirigido a profesionales y aficionados a la gastronomía que se desarrollará en la Casa Colón por las mañanas, mientras que por las tardes se realizarán visitas a distintos puntos clave de producción agroalimentaria de la provincia. En paralelo, en la calle, se pondrán en acción diversas iniciativas para hacer partícipes a los ciudadanos de esta fiesta de la gastronomía iberoamericana de la que Huelva es anfitriona y escaparate para el mundo.